miércoles, 22 de mayo de 2013

Pequeños comienzos

Un día vas caminando deprisa, pero va pasando un día tras otro, y te das cuenta que tienes que aflojar.
Te detienes, piensas y logras alcanzar algo en ese desván lleno de oportunidades...

Ante todo, lo más importante es darte cuenta que aflojaste, y así podrás descubrir todo lo que realmente te rodea en esta cruda realidad ...

Grandes principios...