sábado, 14 de diciembre de 2013

Lo que nos invade


En el día a día escribimos, sí, escribimos porque es la única manera que nos hace invadirnos del mundo y de lo que nos rodea diariamente. Me invado y me escondo a la vez entre cada letra, cada párrafo y cada reglón. Unos, pensaran en que es algo insignificante. Otros, se verán reflejados en mis palabras.

A veces aunque la vida continúe y nosotros nos paremos a pensar en nuestros cambios de estados de ánimos, indecisiones y malos momentos. Es algo normal pero lo que realmente merece la pena es ponerse a pensar durante  un segundo, tomar aire, respirar y no volver a mirar al pasado nunca más. Intentamos no darle importancia a aquellas cosas pasadas pero es que en realidad ha formado parte de nuestra vida, de diferentes etapas de nuestra vida... Cuando estábamos ahí, en ese momento, esa situación y tales circunstancias, pensábamos que eso tarde o temprano terminaría siendo como algo pasado, pero solo lo pensábamos de pasada. Porque no queríamos que nada de eso terminase... Pero, sin embargo, el presente es lo que ahora realmente importa y no temer que perdamos nuestros momentos sin pensar en lo que ocurrirá.


Tal vez, lo que escribo sea algo demasiado redundante pero es que gracias a ésto, a unas simples palabras que son las que verdaderamente hace que me vaya a otro lugar impensable.
Todo es un avance tras avance, desastre tras desastre, caída tras caída y subida tras subida. Esperamos todo lo que buscamos y hay algo que siempre nos detiene, y nos acciona a la vez.
Quizá sea una pregunta retórica, pero en realidad nunca nada nos conviene porque todo se reducirá a lo mismo de siempre. Somos nosotros sí, nosotros lo que nos detenemos por el miedo a avanzar y a equivocarnos.

En fin… son tantos momentos y situaciones inexplicables que van parando el aliento a corto plazo.

Siempre habrá algo fuera que te esté esperando por alguna razón






























sábado, 19 de octubre de 2013

El mismo bucle de cada por qué

Llevar días pensando por qué pasan ciertas cosas, que son inexplicables e imposibles de explicar a alguien. Pasan los días, semanas y meses, sigues igual sin encontrar alguna razón.

Aunque cuando te das cuenta que, en realidad son esos momentos y situaciones las que te dicen que es eso, sí, éso lo que realmente te ocurre, y tú sin más intentas cambiar el chip. Porque te escondes y tienes miedo, e inmediatamente intentas recorrer otro camino, otra vía o simplemente otro recorrido. Te sientes indeciso, no quieres que nadie lo sepa. Pero, ¿por qué? Lo vuelves a pensar y a meditar, y siempre será exactamente lo mismo. El mismo bucle de cada por qué. Sin duda, todo lo que nos repercute y nos intriga será ese tal por qué.
Nos empeñamos en responderlo, aunque todo se encuentre en el aire y nunca encontremos la verdadera respuesta. Sin embargo, es demasiado difícil y extraño saber porqué te ocurren esa serie de cosas. 

Finalmente, muchas veces nos obstinamos en buscar respuestas que ni siquiera sabemos a hacer bien las preguntas a las que nos queremos referir.

viernes, 18 de octubre de 2013

Lo de siempre

Un mundo. Un planeta. Un continente. Un país. Una ciudad. Un pueblo. Cualquier persona vive pensando en lo que hace y piensa sin querer hacerlo, mientras que lo único que les interesa es querer hacer lo que realmente prefiera. Todos, absolutamente, todos somos esclavos del pensamiento.
Simplemente, siempre seremos los seres de los mil pensamientos, en cada instante, en cada momento y en cada situación que nos encontremos.

sábado, 24 de agosto de 2013

Tardes sin sol

Hace tiempo, sí, mucho tiempo que no pensamos como antes. Estamos cambiando y no sabemos por qué. Todo está siendo tan inesperado y sin explicaciones. Cuando conseguimos ese algo que deseamos, estamos contentos o eso intentamos aparentar. Quizás sea todo lo contrario... pero, sinceramente ¿en qué estamos pensando? Son demasiadas pausas sin pensar y valorar todo lo que realmente tenemos y tendremos que valorar. Porque aunque todo nos parezca que algunas cosas se consiguen en un abrir y cerrar de ojos. No, no es así. Hay que ganárselo, pero no vale decir que se conseguirá... Porque hay palabras que se pueden gritar en cuatro paredes y promesas que no valen nada cuando solo las pronunciamos y no cumplimos cuando las debemos hacer.


 venticuatro







viernes, 24 de mayo de 2013

Miedo

Al escuchar cosas, oirlas, sentirlas, visualizarlas y volverlas a escuchar es importante... Hace una semana hay algo que se me quedó plasmado sobre lo que realmente era el miedo. Si, el miedo.

El miedo es lo único que nos paraliza para llegar a ese algo inalcanzable. El miedo nos destruye. El miedo es el miedo. Todo dependemos de todos y de ese miedo a la vez. A veces se esconde, pero otras nos lo encontramos sin saber por qué existe ese miedo. No es el miedo lo único que hay, porque existe la ilusión y la esperanza que también están ahí. No hay que hay aferrarse a ese único miedo...


¡ Continúa viviendo sin preguntarte el por qué y disfruta !

miércoles, 22 de mayo de 2013

Pequeños comienzos

Un día vas caminando deprisa, pero va pasando un día tras otro, y te das cuenta que tienes que aflojar.
Te detienes, piensas y logras alcanzar algo en ese desván lleno de oportunidades...

Ante todo, lo más importante es darte cuenta que aflojaste, y así podrás descubrir todo lo que realmente te rodea en esta cruda realidad ...

Grandes principios...

sábado, 4 de mayo de 2013

Trasnochar



Dos y dos son cuatro y una son cinco. En esta vida tal vez, todo este planificado, pero muchas veces nos paramos a pensar, y nos preguntamos si realmente existen las casualidades o coincidencias. Hay demasiadas circunstancias y situaciones que se convierten en rutina, pero es que nosotros no hacemos nada para remediarlo y lo dejamos pasar si más.

Sin embargo, las rutinas aburren con lo cual tenemos que hacer todo lo posible para intentar evitarlas, y así poder levantarnos cada día con un plan diferente y exquisito. Cada uno de nuestros caminos no tienen ni principio, ni fin. Nosotros somos el principio y el final. El camino es solo un simple sustantivo al que tenemos que enfrentarnos para conseguir algo convincente y decisivo. 
Ese fin, camino, meta o logro como queráis llamarlo, no se diferencia mucho de los objetivos. Diría yo, que son sinónimos y que todos te encaminan hacia el mismo fin que quieras alcanzar y lograr. En cada paso que demos, siempre habrá algo que nos paralice y nos dé un vuelco en nuestra razón de ser.
  
Porque simplemente,somos lo que somos.

Cada noche que pasa, trasnocho sin cesar, en lo que dirán, pero es que me resulta tan significante todo lo que siento por ciertas palabras que me rodean y satisfacen en esta cuatro paredes que recorren por debajo de la cama , y a su vez entre mis dedos, en estas ligeras teclas, con ese sonido tan intenso y lento ...

Simplemente, todo cuenta, todo pasa y todo nos detiene en la mayoría de las cosas que le damos mayor importancia. Por ello, todo va cambiando poco a poco...


sábado, 20 de abril de 2013

Siempre hay algo


Llega algo que se acciona poco a poco...
Algo que nos motiva y nos llena...

Pero a la vez nos preguntamos y buscamos un resultado concreto. Nunca nos basta el hecho de tal motivación. Siempre nos empeñamos en saber los resultados de todo. Sino, no somos felices y no estamos tranquilos.
Creemos que por saberlo, nos irá mejor las cosas pero, para nada porque es mejor disfrutar cada instante, mirar hacia delante y nunca retroceder. Todo pasa y no hay porque cuestionare lo que te incita a probar,lo que te llena,lo que te excita, lo que te atrae y lo que te conmueve.Cada motivación surgue de momentos inesperados y espontáneos en los que nunca sabrás porque ocurren, ocurrirán y ocurrieron.


 




 


sábado, 23 de marzo de 2013

Adelante

Cambiar está sobrevalorado lo que verdaderamente tiene mérito es asumir que eres como eres y soportarte todos los días. Asumir que tu vida es la que es.Intentar hacer lo mejor posible porque hay ciertas cosas que no cambian, por mucho que las desees. Pero, hay de lo que si podemos cambiar ahí es donde hay que dejarse la piel.
Cambiar algo que forma parte de nuestra vida, duele mucho.Entonces, a pesar de ese dolor es porque nos empeñamos tantísimo en cambiar. Muchas veces son las personas que nos quieren las que nos recuerdan lo que realmente queremos ser y nos empujan al cambio. Otras veces, elegimos cambiar porque tenemos miedo a estar equivocados y perpetuarnos en el error o simplemente, porque sabemos que cambiar. Esa es la única manera que existe  para dejar de sufrir.

Por mucho que lo deseemos,algunas cosas no cambiarán.

El tiempo es el que te cambia.

   


domingo, 24 de febrero de 2013

No pierdas el tiempo

"Alguien está intentando que me cree recuerdos para siempre.Estoy trabajando la parte del para siempre."
 
"Todo lo que hagas en la vida será insignificante, pero es muy importante que lo hagas porque nadie más lo hará. Como cuando alguien entra en tu vida y una parte de ti dice: no estás minimamente preparado para esto; pero la otra parte dice: hazla tuya para siempre."
 
Michael... Caroline me preguntó qué te diría si supiera que puedes oirme. Le dije que eso siempre lo había sabido, te quiero. Dios, cuanto te echo de menos... y te perdono.

- No hace falta que hagas eso... - ¿Te das cuenta de lo que has hecho?- Ali...- ¿De verdad creías que nunca me enteraría? Era lógico que lo supiera porque tú lo montaste así. - ... Ali, eso no significa nada... no es tan... no quería herirte...- Exactamente eso era lo que querías hacerme.

"Nuestras huellas dactilares no se borran de las vidas que tocamos..."
 
"Todo lo que hagas en la vida será insignificante, pero es muy importante que lo hagas... Yo estoy de acuerdo con la primera parte..."
 
Os dejo algunas frases que son muy significativas y a la vez llenas de sentimientos.
Todas estas frases aparecen en una película,la cual espero que hayáis visto: Recuerdáme de Robert Pattinson.
 
Está película es muy romántica pero a su vez refleja la realidad de diferente forma; hace darte cuenta de lo verdaderamente importante de la vida. Lo que debes apreciar y tener que valorar más las cosas que realmente te favorezcan en un futuro. Ser perspicaz con los hechos que te vayan transcurriendo. Está película te hace ver muchas cosas.Además,se aprende mucho. Por eso,quise destacarla en esta entrada.
 
 

martes, 12 de febrero de 2013

Desafíos


Hay obstáculos que están ahí, y no lo vemos porque nos hacemos los "ciegos" para así evitar cualquier derrumbe. Cuando nos enfrentamos a tales impedimentos tenemos que afrontarlos uno por uno, no importa la causa, ni consecuencias, ni situaciones. Nosotros, sí, nos tenemos que enfrentarnos para superar todo, lo que éste a nuestro alcance.

Pero, lo que verdaderamente importa es él saber afrontarlo para proseguir logrando cualquier tipo de reto. Constantemente, estamos intentando superarnos a nosotros mismos poniéndonos metas, desafíos, retos y de más.

Cuando no llegamos a ello, nos quejamos; sí, sí siempre estamos quejandonos antes de intentar conseguirlo otra vez, con la cantidad de oportunidades que hay...

Pero, parece que nos cueste demasiado asimilar las cosas como: tomar decisiones, aceptar los errores, afrontar derrotas... Sé que todas esas cosas son difíciles de superar, pero nos cuesta nada en darte cuenta de lo que son en realidad.
Aunque sean pequeñas cosas con el tiempo se van haciendo más y más grandes, con lo cual tienes que saber afrontarlas para lograr algo importante y significativo en tu vida. Sin embargo, no son solo retos y metas porque a lo largo de la vida cada vez vas a tener más. Y cada una tendrá su significado, mérito e importancia.

Al final de tu vida, todos esos desafíos que hagas da igual la decisión que sea pero, siempre y ante todo hay que tomarla, porque no cuesta nada pensar un poquito para logra algo. Siempre, siempre será valorada para el resto de tu vida y sobre todo, por aquellos que supieron que lo hiciste pues, aún tendrá más mérito.








lunes, 21 de enero de 2013

Otro año más

Parece mentira que haya pasado ya un año de mi mayoría de edad y sobre todo del pasado, sí, del pasado y de cada uno de los años, en el que desde la infancia, después la niñez,l a preadolescencia y más tarde, la adolescencia haya apagado tantas velitas. Y haya cambiado tantísimo las cosas.

Cada año me voy dando cuenta de que el paso del tiempo es el único motivo por el cual puedes valorar cada instante que pasa y te va surgiendo en el presente. El paso de los años tiene su objetivo, con el cual te enseña a darte cuenta de infinitas cosas.Y cada año es lo mismo,llegan las 23:57,23:58 y las 00:00 y en tu autoconsciente piensas automaticamente, en quién te felicitará antes, quién se acordó o no etc...

Pero, lo que realmente cambia es el clima de las relaciones,tu personalidad,tu madurez y tu diferente forma de pensar.

Y con todo lo dicho,recalco que espero que cada año que pase sea inmejorable y que siga siendo la misma persona de siempre y valorada siempre por aquellos,  de los cuales saben quienes soy y te quieren.




20 E♥

lunes, 14 de enero de 2013

El futuro


El futuro nunca deja de llenarnos e intrigarnos con sorpresas inesperadas,que nos rompen los esquemas, nos hace replantearnos todo lo que sabemos, nunca deja de asombranos con nuevas oportunidades para tomarle el pulso a nuestro espíritu de superación, nunca deja de poner a prueba nuestra capacidad de plantar nuevas batallas; de volver a empezar una y otra vez, desde la casilla de salida, nunca deja de demostrarnos que por mucho que intentemos controlarlo, el futuro siempre decidirá.

Lo único, que sabemos a ciencia cierta,es que todos lo que hagas, seas quien seas, da igual los errores hayas cometido en el pasado o cuántas veces hayas pedido perdón.

Todos avanzamos por el mismo camino y nos encontramos en finales de caminos distintos. Pero, me consuela pensar en que en este gran viaje podemos dejar a tras los tropiezos, las culpas,las caídas, los errores y que mientras, vayamos tirando,podemos trazar nuestra propia ruta y plantarle cara al futuro y simplemente, es la única manera que se me ocurre de tomar un cierto dominio y afrontar todas las expectativas que me irán surgiendo en el futuro.

miércoles, 9 de enero de 2013

Culpables


¿Por qué nos sentimos culpables?

En la mayoría de los casos es debido a que forma parte de una mentira, en otros casos forma parte de nuestras experiencias sobre las malas acciones y una vez, que se instala esa emoción de lejos será la que despilfarre la mayor cantidad de energía emocional.

Primero será porque te inmovilizará en el presente por algo que ya pasó y segundo porque no existe culpabilidad por grande que sea capaz de cambiar el pasado...